La Leyenda de El Siracusano y su Partida frente a Mefistófeles

Hace unos días una entrada en Reddit llamó mi atención y no pude contener el deseo de replicarla en este espacio, aún cuando la nota de ajedrez que inspiró al redditor esté escrita en español.

Paolo Boi, conocido como El Siracusano, fue uno de los mejores jugadores de ajedrez del siglo XVI. En 1575 Felipe II lo invitó a participar de lo que según los historiadores es el primer torneo internacional del juego real.

El municipio español de El Escorial fue la sede del certamen en el que participaron Ruy López de Segura, Alfonso Cerón y Leonardo da Cutri, además de El Siracusano. El campeón fue Leonardo da Cutri.

Cuenta la leyenda que Paolo Boi se había enfrentado varias veces a una misteriosa señorita que lo derrotaba en cada oportunidad. En cierta ocasión, mientras disputaba una partida con esta dama, se llegó a la siguiente posición.

En este momento, El Siracusano tuvo una revelación y se percató que su oponente no era otro que el mismo Mefistófeles, demonio considerado en el folclore alemán como un subordinado de Satán.

Así, Boi, católico devoto y amigo personal del Papa Pío V, se puso a rezar con fervor. La inspiración divina lo condujo a desarrollar el siguiente plan.

Mefistófeles, consciente del porvenir, lanzó un grito de horror y huyó despavorido de la habitación. Evitando presenciar el remate que hubiera sido su destrucción: luego de 5…d5 6.Cxd5+ Re6 7.Te7#, con una peculiar figura de cruz sobre el tablero.

Este problema de mate en 7 fue compuesto por Charles Godfrey Gumpel, un manufacturador de prótesis artificiales de Alsacia. Este hombre fue el creador de Mephisto, el pseudo-autómata de ajedrez controlado de manera remota por el Maestro Isidor Gunsberg.

Mephisto tenía el tamaño real de una persona pero la figura de un elegante demonio cubierto con una capa roja y sentado frente al tablero para asestar hermosos remates tácticos a las víctimas que osaban enfrentarlo.

, , , , , Historia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *