El Gran Poder de los Alfiles

Siempre se habla de la fuerza que tiene la pareja de alfiles. En este caso veremos dos partidas donde queda plenamente demostrada esa fuerza, una de la élite mundial de fines de los ’80 y otra de producción propia, que sin dudas me hizo recordar el comentario del gran Lasker:

…en ciertas ocasiones, los dos alfiles sonríen, llegando incluso a carcajearse.

En este primer ejemplo, extraído de la Revista Internacional de Ajedrez y con comentarios de Rónald Cámara, ambos bandos tienen los dos alfiles, sin embargo la «pareja» blanca se mostrará letal en el ataque al rey negro.

, , , Finales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *