MN Antonio Almirón Campeón del I IRT de Encarnación

400 años atrás, un jesuita nacido en Asunción de noble ascendencia española fundaba a orillas del imponente Paraná la Ciudad que hasta hace unas horas fue albergue de uno de los torneos IRT mejor organizados del Paraguay.

Encarnación recibió a casi 70 ajedrecistas de distintos rincones del país y también de la argentina región misionera. La Federación Paraguaya de Ajedrez y el Círculo Encarnaceno de Ajedrez estuvieron tras cada detalle para que la primera competencia ajedrecística válida por el ranking Elo de la Ciudad sea un éxito.

La WFM Gabriela Vargas (2126), el MN Antonio Almirón (2281) y Joaquín Jiménez (2205) fueron algunos artistas que recorrieron el salón de juego dibujando delicadas partidas sobre el tablero. El IM Ricardo Kropff (2197) analizaba la acción desde fuera, dos de sus mejores entrenados luchaban dentro.

El certamen garantizaba dos plazas para el Torneo Mayor 2015 a los mejores sub-2200. Los locales estaban sedientos de ajedrez y buscaban entrar al ranking FIDE. El orden de las 7 rondas estuvo a cargo del Árbritro FIDE Miguel Ángel Vargas, de impecable gestión.

Las primeras rondas no trajeron sorpresas en las mesas más importantes y los favoritos no tuvieron inconvenientes para imponer su voluntad sobre la de sus rivales. Con tres rondas disputadas un grupo de 5 jugadores ostentaba un score perfecto. A los grandes nombres se sumaban Carlos Cantero (1891) de Posadas, Argentina y José Pérez Ferloni (1897), originario de Encarnación pero asentado en Ciudad del Este. La cuarta ronda trajo consigo los primeros grandes enfrentamientos. El tablero de la primera mesa fue el escenario para Cantero-Almirón y el de la segunda para Jiménez-Vargas.

En la quinta ronda Jiménez se encargó de dejar sin chances de punta a Cantero destruyendo con piezas negras la defensa del posadeño y tras seis rondas la tabla por primera vez mostraba a un sólo líder; mejor dicho, a una sola líder: la WFM Gabriela Vargas había sacado provecho de las tablas entre Jiménez y Almirón por la sexta y -tras ganar su partida frente al misionero Daniel Salvador (1854)- se posicionó en lo más alto con 5½. Con 5 puntos también mantenía chances José Perez Ferloni. Todavía un escalón más abajo y a un punto de Gabriela, cuatro jugadores llegaban a la última ronda con 4½ unidades, con el local José Fernández a la cabeza.

La batalla más importante de la séptima y última ronda tuvo lugar en la mesa uno. El MN Antonio Almirón conducía las piezas negras frente al ejército blanco al mando de Vargas. La WFM estaba muy por debajo en el reloj y con una posición compleja sobre el tablero no pudo conseguir el medio punto que le habría asegurado compartir la punta. Almirón se quedaba con el trofeo de Campeón y Jiménez tomaba el segundo lugar por peor desempate luego de derrotar -con piezas negras- en la segunda mesa a Pérez Ferloni. Acá podés seguir los detalles del torneo.

Los dos mejores clasificados sub-2200 del torneo fueron la WFM Gabriela Vargas, quien terminó tercera, y el pequeño Alejandro Benítez Galeano (1783), cuarto en la general y mi verdugo en la primera ronda. Estos dos jugadores aseguran sus asientos para el Torneo Mayor 2015 de la Federación Paraguaya de Ajedrez.

En lo que a los encarnacenos respecta hay excelentes noticias. Siete jugadores locales cumplieron con sus 5 partidas frente a jugadores ranqueados y ahora forman parte de la lista oficial FIDE con Elo. Este hecho no es menor teniendo en cuenta que en más de 50 años de historia de ajedrez en la Ciudad no ha habido un solo jugador ranqueado. El mejor clasificado encarnaceno fue José Fernández (5 puntos y quinto en la general), quien según mis cálculos ingresará al ranking FIDE con un Elo de 1760 aproximadamente. Más abajo una fina victoria suya por la sexta ronda frente al asunceno Miguel Franco (1753).

El IRT Encarnaceno es parte de la historia. 70 ajedrecistas no es un número sencillo de alcanzar y hasta sea difícil que se repita, más teniendo en cuenta el nivel de los jugadores. El equipo femenino paraguayo que representó al país en la Olimpiada de Tromso estuvo presente con la WCM Leticia Ávalos (1672), Montserrat Rojas (1635) y Dalila Pérez (1890).

La primera Woman Fide Master del país, Gabriela Vargas. El Campeón Paraguayo Antonio Almirón. El poderoso Joaquín Jiménez. Una decena de jugadores que oscila entre 1700 y 1900 puntos Elo y muchos otros jóvenes que rozan los 1700. Los experimentados jugadores encarnacenos que si bien no están ranqueados ganaron media docena de torneos nacionales por equipos un par de décadas atrás. En fin, parte de lo mejor del ajedrez paraguayo estuvo en esta fiesta del ajedrez.

El Presidente de la Federación Paraguaya de Ajedrez, el Lic. Ronald Zarza, no se equivocó al tomar la decisión; un IRT conmemorando los 400 años de la Ciudad de Encarnación sería un éxito. El Presidente del Círculo Encarnaceno de Ajedrez no se equivocó al asegurarle todas las garantías, monetarias y logísticas. Gracias a ellos y a un fuerte equipo de personas que los respaldan, hoy el Ajedrez Paraguayo tiene 7 nuevos jugadores ranqueados en el interior del país; pero más importante aún, la familia ajedrecística nacional ha crecido y es más fuerte.

, , , Encarnación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *